• 16 junio, 2017

En época de lluvias, saca el paraguas y contrata un seguro

En época de lluvias, saca el paraguas y contrata un seguro

En época de lluvias, saca el paraguas y contrata un seguro 1024 538 IQ Agentes

Ante las afectaciones derivadas de la temporada de ciclones y huracanes, las aseguradoras ofrecen diversos productos para inmuebles y autos, que incluyen coberturas por mudanzas, remoción de escombros, así como daños por granizo e inundación.

La temporada de lluvias y huracanes inició y oficialmente hasta noviembre existirá el riesgo latente de padecer el impacto de estos fenómenos hidrológicos, por lo que prevenir a través de la adquisición de un seguro de daños por inundaciones a automóviles o bienes inmuebles es la mejor manera de minimizar las pérdidas económicas.

De acuerdo con la aseguradora Mapfre, dentro de las principales afectaciones por lluvias se encuentran el cubrimiento temporal del suelo por agua a consecuencia de desviación, desbordamiento o rotura de los muros de contención de ríos, canales, lagos, presas, estanques y demás depósitos o corrientes de agua, naturales o artificiales dentro y fuera de la ciudad.

Ya que este problema puede afectar principalmente a casas habitación, automóviles y negocios se sugiere contar con un seguro contra desastres naturales que proteja el patrimonio ante cualquier eventualidad.

En la Ciudad de México, las fuertes lluvias e inundaciones pueden provocar daños de hasta 71.3 millones de pesos, según datos del Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), afectando principalmente a casas habitación y negocios.

Sin embargo, la penetración de los seguros en general en México es baja, equivale al 2.3 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras que el promedio de América Latina es del 3.3 por ciento.

Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en México el 35 por ciento de las viviendas tienen algún tipo de protección contra este tipo de eventos naturales, en su mayoría por ser una clausula obligatoria en los créditos hipotecarios y tan sólo 5 por ciento de las viviendas cuentan con él de manera voluntaria.

Cuando las pólizas de daños están ligadas a créditos hipotecarios, la cobertura del seguro cubre principalmente los daños a la construcción, sin tomar en cuenta el contenidos como muebles, ropa o equipo electrodoméstico.

Respecto a los automóviles, para que un seguro ampare por los daños materiales causados por inundaciones o por ráfagas de viento, se requiere uno de Cobertura Amplia, entre los cuales se encuentran algunos contra Robo o por Daños Materiales, pero si sólo es de Responsabilidad Civil no habrá protección alguna, informa la AMIS.

Daños mecánicos, afectación de las vestiduras interiores y problemas al sistema eléctrico, aumentan hasta en 20 por ciento en temporada de lluvias en la Ciudad de México, según estadísticas de AXA Seguros.

Es por ellos que, la opción “Coche Seguro” de Seguros Axa da la posibilidad de añadir cobertura por fenómenos atmosféricos que cubre daños materiales a por pedrisco, viento, nieve, lluvia, caída de rayo, hundimientos de tierra, así como las consecuencias de estos como lo son la caída de árboles u objetos desprendidos de edificios, etc.

El Centro Nacional de Prevención de Desastres (Cenapred), anunció que la temporada de huracanes, que inició en mayo en el Océano Pacífico y en junio en el Océano Atlántico, concluirá en noviembre.

En promedio llegan 25 ciclones al año, de los que cuatro entran a tierra, y su evolución se basa en la intensidad del viento, iniciando como perturbación tropical, luego ascienden a depresión tropical, tormenta tropical y finalmente alcanzan el grado de huracanes que desde la fase 1 pueden provocar afectaciones en las infraestructuras.

 

Fuente: Elfinanciero

 

WhatsApp chat