• 9 enero, 2019

La inteligencia artificial será un hábito de todos los días

La inteligencia artificial será un hábito de todos los días

La inteligencia artificial será un hábito de todos los días 1024 576 IQ Agentes

Los asistentes virtuales están haciendo que la interacción con sistemas de inteligencia artificial sea un hábito de todos los días para individuos, familias y empresas.

Si bien en este momento, la percepción de las personas frente a estos dispositivos es “casi mágica”, en palabras de Tom Webster, vicepresidente senior de Edison Research, en el futuro cercano estarán presentes en todos los ámbitos de nuestra vida.

Para conseguir esta omnipresencia, Alexa de Amazon, Siri de Apple y el Asistente de Google utilizan un recurso que, según Meg Goldwaithe, gerente de Marketing de la National Public Radio, es el detonante emocional más poderoso entre las personas: el audio. “Gracias al oído, los asistentes virtuales se están infiltrando en todos los aspectos de nuestra vida”, dijo Goldwaithe.

De acuerdo con el Smart Audio Report elaborado por Edison Research en colaboración con la NPR, el cual fue presentado durante el CES 2019 en Las Vegas, Nevada, para el año 2022, se espera que haya 900 millones de dispositivos con un asistente virtual en todo el mundo. Hacia el 2030 estos superarían a la población total del planeta, algo que a los teléfonos celulares les tomó casi 30 años.

En la actualidad, en Estados Unidos, el mercado más importante para estos aparatos, 2 de cada 10 adultos cuentan con un altavoz inteligente, lo que significa que 53 millones de personas en este país tienen uno o varios de estos dispositivos. Entre 2017 y 2018, el crecimiento del número de asistentes virtuales fue de 78%, al pasar de 66.7 millones a poco más de 118 millones, lo que significa que muchos estadounidenses están adquiriendo más de un asistente virtual, “para probar nuevas tecnologías”, dijo Tom Webster.

El investigador añadió que al reunir la capacidad de cómputo (inteligencia artificial) y el audio, los dispositivos que cuentan con un asistente virtual inteligente están sustituyendo a otras tecnologías, como el smartphone, la computadora y la televisión. Al mismo tiempo, estos aparatos están marcando la vuelta de una tecnología que se creía rebasada: la radio.

Entre las personas que fueron las primeras en adquirir un asistente virtual, los llamados early adopters, estos dispositivos se están convirtiendo en la forma predilecta para escuchar música, noticias y podcast, por encima de los smartphones, las computadoras, tabletas y televisores.

Esta puede ser la razón de que compañías como LG estén integrando varios asistentes virtuales en otros electrodomésticos como los televisores. La compañía de Corea del Sur anunció durante su conferencia de prensa en el CES 2019 que, además del Asistente de Google, sus televisores tendrán integrado de ahora en adelante a Alexa de Amazon.

La incorporación de estos asistentes en otros dispositivos también reduce la fricción de la gente para usarlos constantemente y según Webster, en el momento en que se integren a los automóviles, dicha fricción habrá desaparecido.

Confianza, la clave de este nuevo hábito

De acuerdo con Webster, el uso de los asistentes inteligentes se está convirtiendo en un hábito, al menos entre los estadounidenses, debido al ambiente de confianza que Google, Amazon y Apple están construyendo en torno a esta tecnología. “Con esta confianza, la gente se vuelve más curiosa y se remueve la fricción para adoptar nuevas marcas”, dijo.

El estudio de NPR y Edison Research, la casa investigadora que realiza muchas de las encuestas oficiales para las elecciones en Estados Unidos, refleja esta tendencia gradual a adoptar estos nuevos dispositivos que hacen uso de la inteligencia artificial.

Según el estudio, uno de cada tres estadounidenses tienen pensado adquirir algún asistente virtual en los próximos seis meses, mientras que la mitad de quienes ya tienen uno de estos aparatos lo usa todos los días al menos una vez. Además, 77% de la población en Estados Unidos está consciente de la existencia de estos aparatos.

“Estos no son sólo gadgets, pues no se vuelven obsoletos y tampoco son abandonados como sucede con otros dispositivos”, dijo Tom Webster.

La familia es otro de los factores que han incrementado la adopción de asistentes inteligentes. De acuerdo con el investigador de Edison Research, la mayoría de los hogares que cuenta con un asistente inteligente son familias con hijos y en 73% de los casos, los niños usan los dispositivos.

Ante este optimismo respecto de la penetración de dispositivos que integran un asistente inteligente sigue habiendo reservas sobre todo cuando se habla de privacidad. Tom Webster refirió que entre las principales razones para no adquirir uno de estos aparatos, además de su costo, están aquellas relacionadas con la invasión a la privacidad sobre todo por su característica intrínseca de habilitar el reconocimiento de voz. “Las personas no quieren que estos asistentes estén escuchando todo el tiempo lo que sucede en casa”, dijo.

Para Webster este es sólo un pequeño inconveniente. El investigador adujo que las personas con un asistente virtual usan más también el asistente virtual de su teléfono, con lo que el tiempo frente a una pantalla se está reduciendo.

Esto lo demuestran también las más recientes previsiones de la Consumer Technology Association, que apuntan a un crecimiento de 17% de los dispositivos que habilitan los hogares inteligentes y 7% en el caso de los altavoces inteligentes. Durante 2019, la CTA prevé que se vendan 36.6 millones de unidades sólo en EU.

Fuente: El Economista

Asesor en línea