• 6 septiembre, 2018

Recomendaciones para contratar un seguro educativo

Recomendaciones para contratar un seguro educativo

Recomendaciones para contratar un seguro educativo 730 487 IQ Agentes

Contratar un seguro educativo puede ser la clave para pagar la carrera universitaria de tus hijos sin sobresaltos y cubrir cualquier necesidad de educación.

El costo de una carrera universitaria puede rebasar los 200 mil pesos anuales. Esto dependerá del tipo de carrera y la universidad que elijas, pero ¿cómo te puede ayudar un seguro educativo con este gasto? Dicha herramienta te brindará apoyo para tener un plan de ahorro y así no generar deudas y prevenir sobresaltos.

Algunos seguros educativos están fusionados con un seguro de vida, de esta forma te permite cubrir los gastos de cualquier necesidad de educación de tus hijos. Existen diversos tipos de coberturas, así que elige la que más te convenga según tus objetivos. Por otro lado, hay algunas recomendaciones generales que puedes tomar en cuenta para hacer la mejor elección.

No estar familiarizado con lo que implica un seguro educativo y sus beneficios puede generar confusión, por eso te compartimos los elementos básicos de este tipo póliza:

– Ahorro: se refiere a las aportaciones voluntarias adicionales al pago de la prima.

– Protección: se hace entrega de la suma asegurada contratada en caso de invalidez o fallecimiento del titular.

– Inversión: el dinero que ahorras genera un rendimiento y con el tiempo se capitaliza para no perder poder adquisitivo.

Aspectos que debes tomar en cuenta antes de contratar un seguro educativo:

– Analiza tus objetivos y establece una meta de ahorro.

– Revisa que tu seguro te otorgue un rendimiento al menos mayor a la inflación.

– Elige la unidad monetaria más conveniente. Estos seguros se venden en pesos, dólares americanos o Unidades de Inversión (UDIs) con el fin de no perder su poder adquisitivo.

– Evalúa el plazo que más se adapte a tus necesidades, puede ser 15, 18 ó 22 años. El valor de la prima dependerá de la edad del asegurado, entre mayor sea, las cuotas de la prima serán más altas.

Asegurar tus estudios o los de tus hijos no es tan complicado como parece, solo es cuestión de analizar y elegir el que mejor se adapte a tu plan y presupuesto. Pensar en el futuro y prevenir este tipo de gastos te evitará muchos dolores de cabeza, preocupaciones e incluso endeudamientos.

Fuente: Axa

WhatsApp chat