• 20 diciembre, 2018

¿Cómo vive la navidad un empresario exitoso?

¿Cómo vive la navidad un empresario exitoso?

¿Cómo vive la navidad un empresario exitoso? 720 480 IQ Agentes

Toda festividad y celebración es un momento especial para disfrutar del estilo de vida que has elegido. ¿Cómo celebra un empresario exitoso la Navidad y el Año Nuevo?

Para quienes se están esforzando por construir empresas más rentables, para las empresarias y los empresarios que están alcanzando el éxito en sus empresas, para los que están en el proceso de construir sus primeros negocios, para todos la Navidad y el Año Nuevo son celebraciones doblemente apropiadas y son oportunidades ideales para la meta más importante: compartir.

Doblemente porque, en primer lugar, el éxito no es una meta que se logra al final de un camino, el éxito es el camino, es todo lo que hacemos para alcanzar las metas que nos hemos propuesto. Y en segundo lugar, solo el éxito que se comparte con nuestros seres amados es el que verdaderamente se disfruta.

Todo el esfuerzo que invertimos durante el año, la lucha cotidiana para sacar los negocios adelante, los talentos que utilizamos para buscar oportunidades de crecimiento, el enfoque para buscar nuevas oportunidades y las habilidades que desarrollamos para enfrentar las adversidades que siempre se presentan, algunas más grandes que otras, tienen estos importantes objetivos: ser más felices con la gente que amamos, convertirnos en personas auto realizadas y disfrutar del estilo de vida que hemos soñado y que nos merecemos.

Entonces, cómo celebra la Navidad y el Año Nuevo un empresario exitoso: compartiendo con la gente que ama, alimentando el espíritu de solidaridad, amor y paz que nos alienta a seguir.

Reúnete con la gente que amas: con tus hijos, tu pareja, tus padres, tus hermanos, tus familiares y tus verdaderos amigos. Comparte con ellos el tiempo, cariño, amor. El mejor regalo que puedes tener es vivir en armonía con todos ellos, pleno y rebosante, seguro de que todo lo que haces por construir una gran empresa, es solo un medio para vivir la vida que siempre has deseado.

¿Y para el próximo año? Te deseo prosperidad y abundancia, que te acerques al logro de las cuatro grandes riquezas:

  • La primera y más importante: Relaciones solidarias y profundas con la gente que amas, que se cultivan con tiempo, afecto, detalles, contacto y detalles.
  • La segunda: Salud física, mental, espiritual y emocional que se cultiva, paso a paso, con hábitos diarios.
  • La tercera: Convertirte en una persona auto realizada que hace lo que más le gusta hacer y lo que más que le llena, que está por encima de las necesidades básicas y de lo que espera la sociedad, que es pleno en sí mismo y vive con sentido de propósito.
  • Y la cuarta: Riqueza económica, prosperidad financiera, una empresa exitosa y rentable que tenga “vida propia”, es decir, que pueda seguir operando sin que el dueño esté allí presente todos los días. Una empresa que además de dinero, te permita disponer, cada día, de más tiempo libre para tu familia y para lo que más deseas hacer.

Otra cosa más, imagina que todos los meses del año, todos los fines de semana, todos los días, nos sintiéramos así se sensibles, deseosos y rebosantes como en Navidad y en Año Nuevo. ¿No sería lindo que todo ese espíritu navideño y buenos deseos, nos inundaran todos nuestros días?

Fuente: Fundapymes

Asesor en línea